La Semana Santa de Sevilla: Los Nazarenos

Los Nazarenos

Los Nazarenos

La semana Santa se lleva a cabo desde el domingo de Ramos hasta el domingo de Pascua. Y en España la Semana Santa se celebra con una serie de procesiones que conmemoran la Pasión de Cristo. Dicha pasión es una mezcla de un sufrimiento religioso y de emociones de pasión son inherentes a la celebración. Y en dicha pasión convergen las Hermandades de Pasión o Cofradías. En Sevilla se pueden contar 57 cofradías que están integradas por 60,000 personas.

Vista desde cualquier perspectiva, la Semana Santa es una experiencia conmovedora y dramática pero toma especial relevancia en Sevilla. Las procesiones que se llevan a cabo en Sevilla opacan a todas las demás en términos de esplendor y patetismo.

Hay distintos elementos que caracterizan a todas las cofradías que realizan las procesiones, aunque pueden tener distintas apariencias dependiendo de la cofradía o hermandad de la que se trate. Estos grupos llamados cofradías tienen sus orígenes en “La Gran Hambruna”, “La Peste Negra” y los levantamientos sucedidos en el medioevo tardío. Aquellos duros tiempos alentaban la idea de que la penitencia y el sufrimiento era la única vía hacia la salvación.

Una de las cofradías que toman parte en la procesión durante el curso de la época de penitencia es la que está constituida por los Nazarenos y esta cofradía también es conocida por el nombre de “penitentes”. El vestuario de los nazarenos consiste de una túnica, una capucha, un saco, zapatos, insignias y accesorios. Y debido a la forma de la capucha que cubre el rostro de la persona, es imposible saber quién está detrás del vestuario.

Para la cultura americana, lo más representativo de los nazarenos es su curiosa capucha, la cual recuerda a las usadas por los grupos de los Ku Klux Klan. El origen de esta prenda data de los tiempos de la inquisición española y no tiene ninguna relación con las organizaciones previamente mencionadas. A decir verdad, su significado simbólico resulta interesante.

El cono de la capucha simboliza una especie de surgimiento hacia los cielos y es por eso que esta parte del atuendo de los nazarenos tiene gran importancia, pues fue diseñado de tal manera para pretender que su penitencia se coloque más cerca de los cielos. El significado es muy parecido al que se da al tipo de árbol que se siembra en los cementerios españoles, los cipreses; la forma en cono de estos arbustos simboliza el levantamiento de los muertos hacia los cielos.